Make your own free website on Tripod.com

 

PROGRAMA DE LA DEMOCRACIA SOCIAL

EDUCACIÓN

Los principales problemas de la educación en el Distrito Capital tienen que ver con la calidad de la educación, la cobertura, la retención en la escuela, el fortalecimiento de los proyectos educativos institucionales y la necesidad de enfrentar el problema de los escolares, que dadas las condiciones de pobreza en sus hogares, no tienen garantizado una dieta básica alimentaria.

Según las cifras del estudio Monitor patrocinado por la Cámara de Comercio de la Ciudad, en Bogotá faltan 90.000 cupos en la escuela básica. Para enfrentar este problema es necesario descongelar la planta del personal docente y administrativo que permita abrir los cupos necesarios para atender a la población en edad escolar, que actualmente no es atendida.

La calidad de la educación tiene que ver principalmente con la dotación de los planteles escolares, con la conexión a los centros de información y con la creación de las redes informáticas, que durante la administración actual comenzaron a operarse, pero, que deben consolidarse. Deben destinarse recursos para el fortalecimiento de redes de educadores que permitan el intercambio de experiencias tanto pedagógicas como académicas y metodológicas.

En el Distrito capital falta una política de formación de docentes que sea sistemática y que ofrezca alternativas de formación y de actualización a los docentes del distrito y que se abra a los docentes de las entidades dirigidas por entidades educativas de carácter privado. La educación debe estar más conectada con la producción y con los problemas de la ciudad. Los proyectos educativos institucionales deben formularse teniendo en consideración, además de los contenidos básicos en materia de ciencias humanas y naturales, ciencia y tecnología, los problemas de la ciudad. Debe ponerse en marcha la cátedra por Bogotá en la cual los problemas de la ciudad como cultura ciudadana, medio ambiente, economía de la ciudad, ética ciudadana y normas de convivencia, sean los contenidos básicos de dicha cátedra.

Uno de los principales problemas que enfrenta la educación en el Distrito Capital es el de la deserción escolar. Una de las causas principales de dicha situación esta relacionada con la pobreza de una parte sustancial de las familias bogotanas. Por ello si hablamos de justicia social y de elevación del nivel de vida y de calidad de la educación tenemos que formular una política de jornada única y de suplemento alimentario para los alumnos.

Al lado de ello y como ya lo expresamos se requiere poner en marcha la creación de un Fondo destinado a garantizar que los mejores alumnos puedan ingresar a la educación superior con el único requisito tener los puntajes necesarios para ello.

El eje de toda la actividad educativa debe girar en torno a los Proyectos Educativos Institucionales, PEI. En el Distrito anualmente debería realizarse una muestra de proyectos educativos institucionales en una suerte de gran feria educativa del Distrito que permita que las asociaciones de padres de familia, docentes, estudiantes y la comunidad educativa pueda participar en la discusión y proyección de la educación en nuestra ciudad.

TRANSPORTE

Los bogotanos sufrimos un sistema de transporte ineficiente. Las vías son insuficientes y las que existen están en mal estado (los huecos). Hay un atraso reconocido de cerca de 20 años en la ejecución del Plan Vial de la ciudad.

El caos generado por los transportadores públicos (buses, busetas, micros) quienes paran a recoger y dejar pasajeros en cualquier sitio; el sentido caprichos e interesado del trazado de las cerca de 800 rutas con que cuenta la ciudad, requieren decisión y voluntad política para tomar las medidas que disciplinen a los ciudadanos y a los conductores.

Para comenzar a resolver el problema se requiere poner en marcha la construcción de un sistema integrado de transporte que contemple la ampliación del sistema vial construyendo troncales y vías solobus que permitan superar la velocidad promedio de 12 Kmts por hora que se registra en las principales vías de la ciudad en las horas pico.

Un segundo componente es un sistema masivo de transporte. El metrobus por las vías férreas de la ciudad, que fue abandonado irresponsablemente por la actual administración del Distrito, debe ponerse en marcha de manera inmediata para recuperar el tiempo perdido. Al mismo tiempo y de manera conjunta con la nación debe licitarse el metro. No estamos de acuerdo con que se siga aplazando esta decisión. Si bien el metro no resolvería completamente el problema del transporte (dado que solo movilizará cerca del 22% del total de los pasajeros) si permitirá el reordenamiento del conjunto del transporte público y privado. Es un error como lo analizan los enemigos del metro, medir este sistema simplemente por la cantidad de pasajeros que movilicen al día. Un metro cambia la cultura del desplazamiento, revaloriza el concepto del tiempo y le da una mayor calidad de vida a los habitantes de la ciudad, y sobre todo, a las gentes de menores recursos.

Si queremos que los paraderos de buses funcionen y que se ordene el sistema público de transporte, debemos acabar con la guerra del centavo entre los conductores de buses, busetas y micros. Para ello hay que asignarles salario fijo a los conductores. Hay que establecer el expendio de tiquetes o el cobrador, de tal forma que los conductores sean tratados con dignidad, pero también la sociedad pueda exigirles el cumplimiento de normas mínimas: parar solo en los paraderos; no violar las normas del tráfico (pasarse los semáforos en rojo, irrespetar las cebras, etc). Una vez conquistadas unas condiciones sociales mínimas, las sanciones a los y infractores deben ser ejemplares.

SALUD

Las principales causas de la mortalidad en la ciudad están originadas en los factores de la vida urbana moderna.

VOTE DEMOCRACIA SOCIAL...

Actualizada: 11/01/98 09:27:PM

Elaborada por: EADU